Expulsiones “en caliente” viola el Convenio Europeo de Derechos Humanos

Expulsiones “en caliente” viola el Convenio Europeo de Derechos Humanos

admin . Publicado en Arraigo, Asilo, Expulsiones, Extranjería 563 Comments

Amnistía Internacional rechaza las declaraciones del Ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, en las que ha afirmado que se va a modificar la Ley de Extranjería para permitir las expulsiones “en caliente” de inmigrantes.

Las expulsiones colectivas y “en caliente” son una práctica ilegal que consiste en obligar sumariamente a un grupo de inmigrantes a cruzar la frontera de vuelta sin cumplir con los procedimientos establecidos en la ley nacional vigente y diferentes normas internacionales, como el Convenio Europeo de Derechos Humanos” asegura Esteban Beltrán, director de Amnistía Internacional en España.”

Una de las últimas veces donde pueden apreciarse claramente expulsiones ilegales de inmigrantes fue tras la tragedia del 6 de febrero pasado, cuando al menos 15 inmigrantes perdieron la vida en su intento de alcanzar territorio español. El Ministro del Interior admitió públicamente que la Guardia Civil entregó de forma sumaria a 23 inmigrantes a las autoridades marroquíes.

Esta practicas ilegales deben parar inmediatamente. Ninguna persona debe ser expulsada de una manera directa o indirecta a un lugar donde su vida, su integridad o su libertad puedan correr peligro”, sigue Beltrán.

El Ministro del Interior también ha anunciado su intención de modificar el acuerdo con Marruecos en materia de Inmigración para agilizar la devolución de personas inmigrantes. La organización recuerda que cualquier acuerdo de readmisión con Marruecos debe contemplar garantías claras y efectivas de respeto y protección de los derechos de las personas migrantes y refugiadas.

Todas las personas inmigrantes que acceden a territorio español tienen derecho a acceder a  un proceso de devolución o expulsión que garantice su derecho a pedir asilo, a tener un abogado, un interprete o a impugnar su expulsión ante las autoridades judiciales.

Información complementaria
Amnistía Internacional, así como otras ONG, ha documentado con anterioridad casos en los que las autoridades españolas han expulsado de manera sumaria a personas inmigrantes, solicitantes de asilo y refugiados en Ceuta y Melilla.

Los primeros informes de la organización citan casos de 1995 y uno de los más recientes es de septiembre de 2012, cuando se produjo la deportación de 70 personas procedentes de Isla de Tierra que no tuvieron acceso a abogado ni a intérprete.

En 1995 la organización alertó también de expulsiones de menores no acompañados, contraviniendo la legislación nacional e internacional. Actualmente, otras ONG han remitido una queja a la Defensora del Pueblo denunciando esta misma práctica.

El Defensor del Pueblo denunció en sus informes de 1999 expulsiones de inmigrantes en circunstancias controvertidas. En la actualidad, la Defensora del Pueblo en España ha alertado sobre las irregularidades con que se han llevado a cabo algunas de las devoluciones de inmigrantes, incumpliendo la Ley de Extranjería.

En septiembre de 2001, el comisario para los Derechos Humanos del Consejo de Europa hizo una serie de recomendaciones sobre los derechos de los extranjeros que desean entrar en un Estado miembro del Consejo de Europa y sobre la ejecución de las órdenes de expulsión. En concreto propuso lo siguiente: «En caso de que deba procederse a la expulsión forzosa, ésta deberá realizarse con arreglo a un proceso absolutamente transparente, que permita asegurar que se han respetado los derechos fundamentales de la persona en todas las etapas […] Siempre que deba ejecutarse una decisión de expulsión, es crucial en todas las fases del proceso informar a las personas afectadas de lo que les espera, al efecto de que puedan prepararse psicológicamente para la idea del regreso”.

Recientemente, el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muiznieks, ha señalado que España debe garantizar el derecho que tiene toda persona a pedir asilo y acatar la prohibición de las expulsiones colectivas.

Por último, Amnistía Internacional reconoce a los Estados el derecho a controlar la inmigración, pero siempre garantizando que sus prácticas y políticas no provocan violaciones de derechos humanos ni contribuyen a su comisión o se benefician de ellas.

 

Fuente: http://www.es.amnesty.org/noticias/noticias/articulo/cambiar-la-ley-de-extranjeria-para-facilitar-expulsiones-en-caliente-viola-el-convenio-europe